ARGENTINA / "Sentía las patadas en el alma. No era un marciano, era un muchacho de nuestro pueblo" / Nota






Página 12 / Francisco contra los linchamientos

"Me dolió la escena. 'Fuenteovejuna', me dije", expresó Jorge Bergoglio en referencia a David Moreira, el joven de 18 años que murió el 25 de marzo en Rosario tras recibir una paliza de parte de un grupo de vecinos que lo acusaban de robar una cartera. "Sentía las patadas en el alma. No era un marciano, era un muchacho de nuestro pueblo", lamentó el obispo de Roma.


Francisco se refirió al crimen del muchacho, que era "un delincuente", a través de una carta escriba a dos hermanos que viven en Suecia y que le consultaron sobre el linchamiento que tuvo lugar en la ciudad santafesina de Rosario. "¿Qué cosa falló?", se preguntó el religioso, y añadió: "Me acordé de Jesús, ¿qué diría si estuviera de árbitro allí?: el que esté sin pecado que dé la primera patada".

La reflexión fue dirigida a los hermanos argentinos Carlos y Rodolfo Luna, que residen en Suecia, y publicaron en su cuenta de Facebook la respuesta de Francisco. "Me dolía todo, me dolía el cuerpo del pibe, me dolía el corazón de los que pateaban. Pensé que a ese chico lo hicimos nosotros, creció entre nosotros, se educó entre nosotros", escribió.

"Lo peor que nos puede pasar es olvidarnos de la escena. Y que el Señor nos de la gracia de poder llorar, llorar por el muchacho delincuente, llorar también por nosotros".


David Moreira -de 18 años- murió el pasado 25 de marzo en Rosario, tres días después de haber recibido una golpiza por parte de vecinos que lo acusaban de haber robado una cartera. En declaraciones a radio Vorterix, Carlos Luna contó hoy que durante el pasado fin de semana le envió por correo electrónico información a Francisco sobre el episodio ocurrido en Santa Fe y al otro día el papa le envió la contestación.

MENDOZA / "Como siempre apoyamos a los trabajadores, no al paro opositor del 10 de abril" / Documento






Queremos aumentos salariales, no desestabilización. Queremos democracia en favor de los sectores populares, no apoyamos a aventureros de ocasión. Queremos y apoyamos a dirigentes genuinos y honestos, no a corruptos ni advenedizos. Queremos la defensa de los trabajadores, no el seguimiento a un paro patronalauspiciado por la Sociedad Rural. Seguimos a líderes serios y comprometidos con el pueblo, no a los que se abrazan con candidatos de la oligarquía y la antidemocracia.

Por todo lo anterior, no sólo no estaremos en el paro que se realizará el día 10 de abril, sino que lo denunciamos y repudiamos. Respetamos a compañeros que por desinformación pudieran plegarse, pero no a conducciones cuyas finalidades están lejos de las expectativas del pueblo, y cerca de las de los grandes empresarios y embajadas del poder imperial.

No formamos parte de campañas de desestabilización de la democracia. No aceptaremos tampoco aprietes ni limitaciones a la libertad de trabajo el día 10, como los que se han ejercido en otras ocasiones impidiendo el libre tránsito de quienes deciden trabajar.

Sostenemos la legitimidad de un gobierno que ha instalado las paritarias, y ha favorecido y propiciado las conquistas laborales de los trabajadores. Y no daremos pasos atrás en la historia hacia la reaparición de políticas que han sido nefastas para el pueblo argentino, como las que desembocaron en los hechos luctuosos de diciembre del 2001.

El paro político que se impulsa busca erosionar al gobierno que más ha hecho por la dignificación y la calidad de vida de los trabajadores y que más fuentes de trabajo generó en las últimas cinco décadas llevando a la desocupación a niveles cercanos al pleno empleo. Es por esto un paro que atenta contra los derechos de aquellos a quienes esa dirigencia sindical opositora dice engañosamente representar.

Junto a los trabajadores y contra el paro pro-patronal.

Guillermo Carmona, Diputado Nacional FPV, Corriente Nacional de la Militancia Mendoza.
Roberto Follari, Carta Abierta Mendoza.
Santiago Rissone, Secretario General Movimiento Peronista Auténtico Néstor Kirchner Mendoza.
Alberto Gago, Secretario General Partido Frente Grande Mendoza.
Daniel Galdeano, Secretario General Partido Intransigente Mendoza.
Carlos Almenara Partido, Secretario General Solidaridad + Igualdad Mendoza.
Juanjo Coscarelli, Partido Humanista. Andrea Blandini, Movimiento Peronista Néstor Kirchner
Hugo Sánchez, Secretario General Agrupación 17 de Octubre, Telefónicos Mendoza.
Adrián Ortíz, Presidente Cooperativa San Jorge.
Jorge Mora Federación de Tierra y Vivienda MILES - Mendoza.
Carlos Brico, Secretario General Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina A.T.I.L.R.A - Mendoza.
Luis Márquez, Secretario General Unión Obreros Metalúrgicos, Seccional Mendoza.
Alejandra Nieva, Secretaria General Unión de Personal Civil de la Nación Mendoza.
Elina Escot Secretaria General Sindicato Argentino de Docentes Privados Seccional Mendoza – SADOP.
Rolando Moscardelli, Secretario General Asociación Argentina de Actores Delegación Mendoza.
Horacio Ravera, Secretario General Sindicato de Artes Gráficas y Afines de Mendoza.
Raúl Moyano, Secretario General Asociación Empleados de Farmacia.
Elio García, Secretario General Alimentación.
Lucio Quilpatay, Secretario General Fruta Fresca Mendoza.
Eduardo Molina, Secretario General, Sindicato de Trabajadores de Correo y Telecomunicaciones – SITRACYT Mendoza.
Víctor Yanzón, Sindicato del Personal de Apoyo Universidad Nacional de Cuyo – SPUNC.
Gustavo Díaz, Secretario General Trabajadores de ANSES -SECASFPI - Seccional Mendoza.
Gustavo Ramón, Secretario General Asociación del Personal de la Legislatura Provincial –APEL.
Alfredo Reta, Secretario General Sindicato Visitadores Médicos - Mendoza.
Miguel Sosa, Secretario General Sindicato Unido de Celadores No Docentes -Mendoza.
Jorge Miranda, Presidente Asociación Tremun, Malargüe.
Dr. Pablo y Dra. Viviana Beigel, Abogados de Derechos Humanos.
Ramón Torres, Secretario General Corriente Nacional y Popular 25 de Mayo Mendoza
Las Cristinas (CNP25 de Mayo Mendoza).
Ernesto Arrollabe, Bibliotecas Populares.
Mesa Coordinadora de Jubilados Filial Mendoza.
Centro de Jubilados Rama Caída.
Centro de Jubilados Bowen.
Federación de Jubilados del Sur Mendocino.
Federación de Jubilados de Mendoza.
Centro de Jubilados Coronel Dorrego, Guaymallén

(Documento elaborado acerca del “paro nacional” del 10 de abril de 2014)

ARGENTINA / Lanata amarrado al mástil (segunda parte) / Escribe: Santiago “Patucho” Alvarez






(viene de la edición de ayer)

A partir de diciembre del año pasado, como bien dice ahora sí la columna de Lanata, se estableció un plan de efectivización con el único criterio de la antigüedad en la empresa: es decir, se efectivizan en tandas mensuales una cantidad de determinada de compañeros por mes y esas tandas no tiene criterios sindicales ni políticos, sino de acuerdo a la fecha en la que ingresaron. (N. del A: la variación de ingresos respecto del plantel de trabajadores que había antes de la llegada de la actual gestión fue del 2,48%; con lo cual también es mentira que "La Campora" haya impulsado el ingreso masivo de militantes de dicha agrupación a la Agencia).


Se puede estar en contra de esa decisión: Lanata y el Grupo Clarín lo están.

Un dato de color a veces explica muchas cosas sobre una situación, así como las pequeñas historias a veces cuentan hechos más grandes: entre esos periodistas que esta gestión está efectivizando, se encuentran ex trabajadores del Diario Crítica, fundado por Jorge Lanata y el vaciador de Aerolíneas Argentinas, Antonio Mata, que luego Lanata abandonara dejando en la calle a todos sus trabajadores.

Algunos de ellos fueron contratados por esta Agencia en el marco de un acuerdo con el Ministerio de Trabajo y hoy están siendo efectivizados.

Y si realmente le preocupan los criterios con los que el personal ingresa a esta Agencia, es necesario recordar que junto al plan de efectivización, fue esta gestión la que aprobó el Reglamento de Designación y Promoción del personal de Télam, para establecer criterios claros y transparentes tanto para ingresar como para ocupar un lugar vacante o lograr una promoción.

La normativa establece que para entrar a Télam de forma permanente habrá que someterse a un concurso en el que participan, como jurado, trabajadores históricos y representantes políticos de la gestión.

Hace algunos años, en el programa de Alfredo Leuco en Canal 26, Jorge Lanata decía "es tan fácil para la gente que está del otro lado darse cuenta. ¿Sabés qué? El día que ustedes vean que nos bajamos los lienzos, cambien".

Esa situación, sabemos, efectivamente sucedió: hoy su enemigo no es más Ernestina Herrera de Noble, ni Papel Prensa, ni el Grupo Vila, sino cinco jóvenes que consiguieron un trabajo estable.

Aquel gesto, decir públicamente que si alguna vez se traicionaba lo dejemos de escuchar, fue simbólicamente muy importante y nos hace acordar a Ulises quien, temiendo no poder resistir la tentación a un canto de sirenas que podían llevarlo a la perdición, decidió atarse al mástil y pedirle a sus marineros que, mientras más grite para que lo desaten, más fuerte le aten las correas.

Como si hubiera podido adivinar el futuro, ante el peligro de caer en la tentación de vender su dignidad, Lanata nos avisó que no importa lo fuerte que gritara eventualmente: la responsabilidad de quienes hemos tenido la voluntad de no ceder ante esos intereses es la de hacer oídos sordos a los pedidos de que lo desaten.

Nosotros decidimos aclarar las mentiras con datos.

Y hacerle caso al Lanata que nos pidió que no lo escuchemos.

TÉLAM PARA LA VICTORIA

Por Jorge Lanata
Clarin


El periodismo militante es una contradicción de términos: los periodistas preguntan, los militantes responden; los periodistas dudan, los militantes creen; los periodistas ejercen la inteligencia crítica, los militantes son intelectuales orgánicos.

Son términos incompatibles.

La agencia oficial de noticias Télam se ha transformado, en la década robada, en el símbolo más brutal de esa contradicción.

Le sobran antecedentes: “Los profesionales son como las prostitutas, escriben mentiras en defensa de los intereses de los que les pagan. Los militantes, en cambio, escribimos la verdad al servicio del pueblo.Soy primero militante, después periodista ”.

El autor de la frase, Carlos Martín García, presidió la agencia en 2010.

Como escribió en aquel momento Pablo Sirvén en La Nación, “por mucho, muchísimo menos que eso debió renunciar en tiempos de Raúl Alfonsín a la jefatura de Télam el periodista Hugo Gambini: cometió la nimiedad de haber subido al servicio una gacetilla sobre el contenido de su revista Redacción”.

“El periodismo militante como forma exclusiva de periodismo me parece muy peligrosa, incluso para el que cree que se beneficia con el periodismo militante.He visto la decadencia de la credibilidad del periodismo en Cuba, donde a nadie le interesa leer Granma, que ya ni siquiera se exhibe. Esto pasa porque la gente que compra un diario se imagina que tiene información”, afirmó Rogelio García Lupo en una entrevista de MDZOL.

García Lupo, militante, fundó Prensa Latina en La Habana y, junto a Walsh, el diario CGT de los Argentinos, en Buenos Aires.

“Desde el momento en que un periodista se inclina ante las banderas de un gobierno o de un partido pierde su dignidad, pierde su independencia y, por consiguiente, no está haciendo periodismo sino caricatura de periodismo ”, sostuvo Javier Darío Restrepo, a cargo del consultorio ético de la Fundación Nuevo Periodismo, de Gabriel García Márquez.


“Nosotros venimos a militar, nuestro trabajo, nuestro rol es ese”, le dijo una de las chicas que ingresó a la agencia de noticias el último año a un periodista de carrera de la agencia.

Le había preguntado si sabía algo de la profesión.

En la Télam de Santiago “Patucho” Álvarez trabajan 900 personas, el doble que en los años de Menem.

Y para junio todos se integrarán a la planta permanente.

Desde que Patucho, hombre fuerte de La Cámpora, amigo de Eduardo “Wado” De Pedro y Mariano Recalde e hijo del ex ministro de Bienestar Social de La Pampa que fue investigado por presunto enriquecimiento ilícito, tomó la presidencia de Télam, en febrero de 2012, ingresaron a la agencia 60 nuevos empleados.

“Son todos Cámpora puro, vinieron a militar, pero acá el problema que tienen es que tienen que escribir y no tienen ni la menor idea de lo que es una noticia ”, sentenció un trabajador de prensa.

Las órdenes en Télam son claras y no se discuten.

Hace poco más de una semana, Diego Galiano, profesional de carrera a cargo del portal de Internet de la agencia se enteró de que lo iban a correr.

Patucho tenía a su firma el nombramiento del camporista Federico Scigliano, periodista militante, como jefe del portal de Internet de Télam, que recibe 70 mil visitas diarias.

A La Cámpora no le gusta cómo se jerarquizan las noticias en el sitio.

Para 2014, Télam tiene un presupuesto de $ 400 millones, sin contar partidas extraordinarias, de los cuales el 80%, en palabras de Patucho, se destina al pago de salarios.

Hoy, un redactor de la agencia estatal que recién comienza cobra unos $ 9 mil, mientras que un prosecretario de redacción está en $ 16 mil y un secretario en $ 20 mil.

Los gerentes tienen otro precio.

Hoy en Télam cualquier gerente recibe un salario promedio de $ 30 mil y son casi el triple de los que había en tiempos menemistas cuando la agencia era “un festival de despilfarro”.

El salario del gerente periodístico, Fabián “Conu” Rodríguez, igual que el del presidente de la agencia, está por fuera de convenio y supera ampliamente los valores del resto de los empleados.

Aunque Télam es la agencia de noticias del Estado y no del partido de Gobierno, son pocos los Presidentes que supieron entenderlo.

Como si fuera un Ministerio más, loteó oficinas y pagó favores políticos con cargos.

Los viajes con los que se solía “premiar” a redactores, ahora se destinan a la militancia.

Por ejemplo, “Conu” Rodríguez estuvo con la Presidenta en Francia, cubriendo la gira oficial con caja de Télam.

“Hace un tiempo que los principales viajes los hacen los gerentes; antes iban los redactores, la gente que labura, que sabe”, definió un periodista de la redacción.

“El servicio periodístico tiene una bajada de línea total, hay temas que directamente no salen, operan absolutamente contra todo aquello que no sea kirchnerista. Hay algunos que directamente no pueden salir, como Elisa Carrió, Hugo Moyano o Pablo Micheli. Todo lo que se aparte de la línea discursiva de acción de la Presidenta se opera o se tergiversa ”, contó un trabajador de Télam.


Pero el enojo que mastican muchos de esos 900 empleados por estos días en Télam no tiene que ver con los viajes a Europa del Conu o a China de Pablo Taricco, otro camporista al frente del área de Audiovisual, sino con los premios y castigos según pertenencia política.

En diciembre del año pasado, después de la campaña electoral, Patucho firmó la efectivización de cinco empleadas administrativas del área de ventas.

Un sector sensible: es el que despacha la publicidad oficial, el que le paga a Diego Gvirtz o a Sergio Szpolsky.

Esas cinco empleadas entraron a Télam por su militancia en La Cámpora.

A Nuria Olmos, Romina Rado, Débora Ortiz de Zárate, Soledad Zunino y Verónica Daleira no las premiaron por años de antigüedad o eficiencia en la agencia sino por su trabajo en la calle.

“En los meses de las elecciones veíamos cómo en pleno horario de trabajo estos pibes iban a repartir las boletas de Daniel Filmus”, cuenta a Clarín una periodista de Télam a la que, como a muchos otros, la irritó sobremanera enterarse, en diciembre del año pasado, que varios de esos “militantes” eran puestos como planta permanente antes que otros que llevaban años esperando.

Algunas de ellas fundaron en agosto del año pasado “Télam Para la Victoria” (TPV) y expresan en su acta fundacional: “Periodistas, técnicos y administrativos que cumplimos actividades laborales en la agencia nacional de noticias, decidimos crear TPV, una organización política, social y cultural”.

En ese documento afirman que adhieren al modelo nacional y popular y advierten que “es fundamental impulsar, desde todos los frentes, el obligado y merecido debate para la conquista de la batalla política y cultural, en disputa permanente desde la creación de la Patria. Y los trabajadores de Télam somos parte de ese frente en la batalla”; por eso “impulsamos a los compañeros que no han dejado sus convicciones en la puerta de la agencia, a integrarse” a la nueva agrupación.

Fue por esas cinco efectivizaciones de diciembre –que el gerente general, Esteban Carella, definió como “orden política”–, que Patucho cedió ante los reclamos de la comisión interna y el directorio firmó un plan de efectivización por etapas que se completará en junio.

Así, quienes ingresaron por “compromisos políticos” sin conocer “ni lo que es una crónica y mucho menos cómo escribirla”, seguirán formando parte de Télam, inclusive, cuando cambie el color político del Gobierno.

En febrero, todo el área periodística de Télam se mudó a un nuevo edificio en la avenida Belgrano, y hay fallas de todo tipo.

“No tiene nada que ver con el funcionamiento de una redacción”, dicen.

En el fondo no importa, porque no lo es.

(Investigación: JL / María Eugenia Duffard / Amelia Cole)

ARGENTINA / Alicia Castro: “Latinoamérica tiene mucho que aportar a una Europa en crisis” / Nota






La embajadora argentina en el Reino Unido, Alicia Castro, señaló que "América Latina tiene mucho que aportar a una Europa en crisis", al participar junto al teórico político Ernesto Laclau de la conferencia "Populismo y la Cuestión de las Identidades Políticas", organizada por la sede diplomática en Londres.


Más de 150 personas, entre ellas académicos, legisladores, sindicalistas, estudiantes y activistas de derechos humanos, asistieron a la conferencia dedicada a analizar el concepto político de "populismo", en momentos en que, según Laclau, el término es utilizado indistintamente por sectores conservadores y algunos medios de comunicación para designar a los actuales gobiernos progresistas de América Latina.

"En la última década hemos visto un cambio revolucionario en América Latina. Podemos decir que recuperamos nuestra identidad", señaló la embajadora Castro al iniciar su disertación.

La representante argentina se refirió a los líderes de la región, con especiales menciones para el ex presidente de Venezuela, Hugo Chávez, además de otros ex y actuales mandatarios como Lula, Rafael Correa, Evo Morales y Fidel Castro.

Párrafo aparte le dedicó a "las mujeres valientes" entre las que incluyó a las presidentas Cristina Fernández de Kirchner, Michelle Bachelet (Chile) y Dilma Rousseff (Brasil).

"Todos, a su modo, pelean por la independencia económica, soberanía política y justicia social en sus países", comentó Alicia Castro y añadió: "Todos, también, son etiquetados como populistas, con un sentido peyorativo, tanto por la derecha como por los medios de comunicación".


La embajadora, a su vez, destacó: "América Latina tiene democracias sólidas y bien establecidas y logramos recuperarnos de la crisis económica".

"Pero sobre todo somos una región de paz. América Latina tiene mucho que aportar a una Europa en crisis", agregó.

En sintonía, Laclau indicó que el populismo "no es un concepto peyorativo" y derribó así otro estereotipo, al precisar que no se trata de una construcción política en la que el pueblo está subordinado al deseo de un gobernante, sino de "un proceso complejo" de interpelación mutua.

"El líder nunca es omnipresente", estimó el profesor de la Universidad de Essex, e indicó que éste opera considerando "la cadena de significantes que fueron establecidas en la base del sistema".

"Las demandas constituyen la identidad del líder, que termina siendo un resultado de las fuerzas sociales", analizó.


De la conferencia también participó el escritor y cineasta de origen paquistaní Tariq Ali, que resaltó la "fortaleza de las democracias de América Latina" y sostuvo que "el desarrollo de movimientos que pueden ser descritos como populismos son una respuesta al capitalismo liberal clásico".

El último disertante fue el filósofo colombiano Oscar Guardiola Rivera, que coincidió con la embajadora y exclamó: "Europa y el resto del mundo tienen mucho que aprender de Latinoamérica".

HISTORIA / Chela Mignone, fundadora de Madres y el CELS ¡presente! / Nota






La desaparición de su hija Mónica la llevó a incorporarse a las Madres de Plaza de Mayo y luego a ser parte, junto con su marido Emilio Mignone, del grupo fundador del CELS. Su casa fue refugio y lugar de contención para familiares de desaparecidos. Tenia 89 años.

La noche en que un grupo armado entró en su casa y se llevó a su hija Mónica, de 24 años, Chela Mignone se subió a un taxi para avisar a los compañeros de militancia de su hija que corrían peligro.


Era mayo de 1976, y muy pocos habrían seguido ese impulso de largarse a atravesar la ciudad desafiando los operativos de la dictadura.

Con esa fuerza Chela Mignone fue, más tarde, una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo y junto a su marido, Emilio, también del Centro de Estudios Legales y Sociales.

Falleció ayer, a los 89 años, en Buenos Aires.

Había nacido el 15 de enero de 1919 en Carlos Kent, un pueblo cercano a Luján.

Chela estudió magisterio y se acercó desde muy joven a los grupos de la Acción Católica, donde conoció a Emilio, con quien se casó a los 32 años.

Tuvieron cinco hijos pero criaron además a otros cinco, los cuatro chicos de un hermano de Chela que quedó viudo y a un ahijado de su hija Mónica, de la villa del Bajo Flores, donde ella militaba, que después de la desaparición de la joven se fue a vivir con los Mignone.

Chela era maestra y había trabajado, como Mónica, en el Bajo Flores.

Mónica era psicopedagoga e iba a la villa con dos matrimonios amigos, el de María Martha Vázquez y César Lugones, y el de Beatriz Carbonell y Horacio Pérez Weiss.


A los cinco los secuestraron la misma noche en que Chela trató sin suerte de avisar a María Martha Vázquez que los estaban buscando.

Cuando llegó a la puerta de su departamento ya se los habían llevado de allí.

Los primeros días después de los operativos, Emilio Mignone iba con el padre de María Martha a las entrevistas con sus contactos militares para encontrar a sus hijas, pero un día Chela no quiso quedarse más esperando en su casa y los acompañó.

Se sumó también Martha, la mamá de María Martha.

Las dos mujeres empezaron a ir además a las rondas de la Plaza de Mayo.

La casa de los Mignone, un departamento viejo de techos altos sobre la avenida Santa Fe, fue pronto un lugar de referencia para quienes tenían familiares secuestrados por la dictadura.

Allí, en diciembre de 1977, centralizaron la recolección de firmas y dinero para publicar una solicitada para pedir por los desaparecidos.

El grupo sufriría entonces el secuestro de las primeras Madres y las monjas francesas.

En el departamento de los Mignone también se hicieron las primeras reuniones del Centro de Estudios Legales y Sociales, del que Chela y Emilio fueron impulsores.

Chela fue, también, una de las primeras madres que viajaron al exterior para llevar las denuncias contra la dictadura.

Estuvo en Washington y en 1979 fue parte del grupo que se tomó un avión al Vaticano para una entrevista con Juan Pablo II.

Aunque estaba todo pautado, el Papa levantó la reunión a último momento.


Después se enteraron de que el nuncio Pío Laghi le había dicho que eran comunistas.

Tras el retorno de la democracia Chela siguió militando en Madres Línea

Fundadora y en el CELS, donde era integrante de la Comisión Directiva.

Trabajó en programas de educación para los derechos humanos y junto a Emilio era frecuente que visitaran escuelas, invitados a hablar sobre la historia reciente del país.

Su nivel de actividad sólo se había limitado en los últimos dos años, después de sufrir una quebradura de la cadera.

Sus restos fueron velados este domingo 16 de marzo en la cooperativa eléctrica de Luján (25 de Mayo y Humberto Primo, Luján), en el mismo sitio donde fue velado Emilio hace casi diez años.

El sepelio se realizará el lunes, en el cementerio local de Lujan.

INTERNACIONAL / Fidel Castro reveló una conversación con Chávez (quinta parte) / Documento






(viene de la edición de ayer)

CMDTE. EN JEFE.- ¡Es increíble! Disolvieron el Poder Judicial, el Parlamento, se apoderaron de todos los gobiernos, de casi todas las alcaldías.

PDTE. CHÁVEZ.- Yo dije: "¡Pobrecito este hombre! Si a mí me cuesta tanto gobernar, con tantos problemas, teniendo nada más que el Poder Ejecutivo, ¿cómo se hará este pobre hombre echándose encima todos esos poderes?" Pero, en verdad, ellos fueron muy torpes, ¡torpes! Ansias de poder...

CMDTE. EN JEFE.- Y se habrían fajado entre ellos

inmediatamente. A los tres días estaban fajados entre sí todos ellos.


PDTE. CHÁVEZ.- No, ya estaban, ya estaban fajados unos contra otros, Generales... Que si el cargo... Entonces, unos que aspiraban a ser jefes y no los pusieron, se pusieron bravos y se fueron, no vinieron al acto. La gente de la CTV tampoco vino, porque quería ser este señor Ortega no sé si Vicepresidente o algo así, y no quisieron. Entonces, empezaron ellos a pelear y a desmoronarse muy rápido.

Pero de verdad que es una jornada para la historia, ¡vale!

CMDTE. EN JEFE.- No, ¡inolvidable! Mira, yo he vivido...

PDTE. CHÁVEZ.- ¡Increíble, inolvidable! Una cosa que hay que ahora darle el tratamiento que se debe, y sobre todo, proyectar ese caso al mundo para que se vea... Porque se ha demostrado, Fidel... Lo que te decía: que"un poco triste, por supuesto", allá en la celda decía: "¡coño!, parece que es verdad que una revolución pacífica es casi imposible, ¿no?, porque Âícuántos esfuerzos!" Estaba en ese tipo de reflexiones, como dudando, ¿no?, dudando. Y dije: "Bueno, pero yo estoy seguro de que ese pueblo no se va a quedar así, ni esos militares jóvenes, sobre todo." ÂíPero reaccionaron de inmediato! Yo saliendo preso, y ya ellos estaban conspirando contra lo que quedó por aquí. (Se ríe)

Se metieron en el Palacio y se escondieron por allí en pasillos, en sótanos, hicieron grupos, se comunicaban entre ellos con los cuarteles. Y, bueno, aquello reventó y tomó cuerpo en todo el país.

CMDTE. EN JEFE.- ¡Como hormiguitas trabajaron ellos! Se movieron por todas partes.

PDTE. CHÁVEZ.- ¡Y con un coraje! Bueno, pensaron hacer, incluso... Me dijo uno de los muchachos de la Marina que está aquí conmigo: "Mire, estábamos haciendo un plan, cuatro de nosotros por ahí, para agarrar al viejo este, a Mussolini, y llevárselo para allá para Catia, la zona populosa donde hay como tres millones de personas, las zonas más pobres, y entonces decir: bueno, vamos a cambiarlo. Hasta que no nos traigan a Chávez no soltamos a este viejito de aquí."

Gracias a Dios que no hizo falta eso, ¿no? Y todo terminó como ya tú sabes. Lo que pasa es que ahora hay que comenzar a reestructurar muchas cosas, a revisar muchas cosas, ¿no? Correctivos.

Bueno.

CMDTE. EN JEFE.- Muy bien, pues. ÂíMe alegro, caramba, que pases un día...! Me alegro que hayas suspendido también eso, porque pienso que tú debías descansar, ¿no? Yo no sé cómo te la ibas a arreglar, pero por suerte se llevaron los equipos esos. (Se ríe)

PDTE. CHÁVEZ.- No, pero voy a ir a Maracay. Tengo que ir allá, y después voy a visitar algunas guarniciones que se mantuvieron leales, algunos pueblos.

CMDTE. EN JEFE.- Oye, tú no sabes qué conmoción produjo eso aquí en el pueblo. Es cuando yo he podido ver hasta qué grado te quiere la gente aquí. ÂíUna verdadera conmoción!

PDTE. CHÁVEZ.- Me imagino la tristeza que sentirían.

CMDTE. EN JEFE.- Oye, ¡tú no sabes! Yo pocas veces en mi vida he estado tan amargado como al otro día. Yo quería... Tú sabes que yo siempre he sido optimista y todo, y seguimos en la pelea, porque apenas me levanté al poco rato, me llamó al otro día... Yo estoy durmiendo dos o tres horas, y ese día me acosté también como a las seis; a las nueve me despierto y me pongo a hacer cosas, y a las 10 y dos minutos me llamó María. Así fue.

PDTE. CHÁVEZ.- No, incluso, ¿sabes qué? Yo estaba pensando: "ÂíCónchale!, si yo tengo que llegar a Cuba, con qué cara llego yo allá."

CMDTE. EN JEFE.- Sí, sí.

PDTE. CHÁVEZ.- ¡Oye!

CMDTE. EN JEFE.- Bueno, tú sabes que tú llegabas y un avión a toda velocidad iba para allá. (Chávez se ríe) Claro, en el avión, pero fueron... Hay que investigar bien por qué hicieron toda esa porquería. Porque para mandarte a ti... Sí, por qué hicieron esa porquería, porque hay que pensar cosas peores, intenciones peores.


PDTE. CHÁVEZ.- Sí, yo estoy seguro. Había unas intenciones oscuras, porque yo estoy seguro de que para Cuba no me iban a llevar, estoy seguro. Lo que pasa es que el plan no les dio tiempo, porque fue tan rápido el plan de reacción patriótica, bolivariana... Y yo fui ganando tiempo, ganando tiempo, el documento, que sí, que no, que búsquenme el teléfono. Ganando tiempo, porque yo los veía a ellos en condiciones de debilidad, ¿tú sabes? Por los ojos, ¿no?, en los ojos, se consultaban cosas. Y apurados, estaban muy apurados por que yo firmara un documento. Y yo dándoles larga, dándoles larga, hasta que el Almirante me dice: "No vaya a firmar nada, que por ahí como que viene Baduel al rescate." Y entonces, ahí me dieron a mí, pues, los aires de la victoria.

Pero, claro, esto no es victoria. Yo pienso que esto más bien es una lección, una lección, porque hay que ajustar cosas, hay que tomar unas decisiones que no se han tomado y que...

CMDTE. EN JEFE.- ¿Y dónde está el General que estaba allí en el Fuerte, el que estaba de Jefe del Ejército?

PDTE. CHÁVEZ.- ¡Ah!, ese está preso allá en el Fuerte.

CMDTE. EN JEFE.- Él debe saber el plan. PDTE. CHÁVEZ.- ¡Claro!

CMDTE. EN JEFE.- Hay que tratar de que se franqueen. Y el otro... Los que te visitaron allá deben saberlo también.

PDTE. CHÁVEZ.- Sí. Ahora yo mañana, pues, comienzo a enterarme, a buscar más detalles y a tomar decisiones.

CMDTE. EN JEFE.- Okey.

PDTE. CHÁVEZ.- Bien, hermano.

CMDTE. EN JEFE.- ¿Y tú crees que te puedas dormir ahora, con la excitación que has vivido hoy?

PDTE. CHÁVEZ.- ¡Oye! Tengo que dormir un rato. Pero es una excitación maravillosa, como que embriaga.

CMDTE. EN JEFE.- Sí, sí. ¡Es increíble!

PDTE. CHÁVEZ.- Es una cosa como un... Ando embriagado, bueno, de amor de ese pueblo, pero sobre todo, Fidel, este es un mensaje de compromiso, es un compromiso con ese pueblo que salió a la calle, sin armas ni nada. Claro, apoyados por los patriotas militares...

CMDTE. EN JEFE.- Pero ellos empezaron por la mañana, desde temprano iba un río para allá de gente, y rodearon el Fuerte. Porque ya había mucha gente.

Bueno, ¡un millón de felicidades! ¡Te lo mereces!

PDTE. CHÁVEZ.- Bueno, hermano, ¡qué gusto haberte oído!

CMDTE. EN JEFE.- Oye, parece que una mano divina te lleva a ti.

PDTE. CHÁVEZ.- Bueno, el pueblo, chico. Dios y el pueblo y, ¿cómo es que tú dices?, Ave María Purísima! (El Comandante se ríe) Ave María Purísima, cómo pasó esto!

CMDTE. EN JEFE.- ¡Tremendo!

PDTE. CHÁVEZ.- Pero ahora tenemos que fortalecernos.

Saludos te mandan Rosita y Hugo, que está aquí, ya se durmió la nieta. Estamos todos aquí.

CMDTE. EN JEFE.- ¡Qué bien! ¡Que sean muy felices!

PDTE. CHÁVEZ.- Dale un saludo a Felipe y a todos.

CMDTE. EN JEFE.- Ellos han estado todos, todos, todos, en esto.

PDTE. CHÁVEZ.- No, yo me imagino qué sufrimiento. Te prometo...

Ahorita me llamó Khadafi por ahí, muy alegre también.


Te prometo que haré todo lo que pueda para no darte otro susto y otra tristeza.

CMDTE. EN JEFE.- ¡Bien! Junto con la tristeza hemos tenido el privilegio de ser testigos de la cosa más extraordinaria que podía imaginarse.

PDTE. CHÁVEZ.- Bien. Y yo de vivirla.

Espero verte pronto, ¿eh?

CMDTE. EN JEFE.- Sí. Tenemos que vernos.

PDTE. CHÁVEZ.- Bueno, Fidel.

CMDTE. EN JEFE.- Para hablar de todo este tema. Es lo más importante, es lo que nos interesa.

PDTE. CHÁVEZ.- Así es.

CMDTE. EN JEFE.- Okey

PDTE. CHÁVEZ.- Recibe un abrazo, hermano, un abrazo.

CMDTE. EN JEFE.- Un abrazo.

PDTE. CHÁVEZ.- ¡Hasta la victoria siempre!

CMDTE. EN JEFE.- ¡Hasta la victoria siempre!

PDTE. CHÁVEZ.- Un abrazo, hermano.

(Fuente: TeleSUR TV)

CANCION / Como la cigarra / Escribe: María Elena Walsh






Célebre por su literatura infantil, creó personajes conmovedores, como Manuelita la Tortuga, que inspiró la película “Manuelita” (1999), dirigida por Manuel García Ferré.

Sus temas fueron musicalizados por personalidades como Mercedes Sosa y Joan Manuel Serrat y trascendieron las fronteras argentinas.

María Elena Walsh nació en el barrio de Ramos Mejía, en Buenos Aires, el 1º de febrero de 1930.

Su papá era un ferroviario inglés que tocaba el piano y cantaba canciones de su tierra; su madre era una argentina descendiente de andaluces y amante de la naturaleza.



Tantas veces me mataron,
tantas veces me morí,
sin embargo estoy aquí
resucitando.
Gracias doy a la desgracia
y a la mano con puñal
porque me mató tan mal,
y seguí cantando.
Cantando al sol como la cigarra
después de un año bajo la tierra,
igual que sobreviviente
que vuelve de la guerra.
Tantas veces me borraron,
tantas desaparecí,
a mi propio entierro fui
sola y llorando.
Hice un nudo en el pañuelo
pero me olvidé después
que no era la única vez,
y volví cantando.
Tantas veces te mataron,
tantas resucitarás,
tantas noches pasarás
desesperando.
A la hora del naufragio
y la de la oscuridad
alguien te rescatará
para ir cantando.

VIDEO / Filosofía aquí y ahora: José Pablo Feinmann y Colón






Hoy PROYECTARIO te presenta otra edición del programa Filosofía aquí y ahora, de José Pablo Feinmann.

René Descartes y el descubrimiento de América para el capitalismo. El discurso del método: dudo de todo. Pienso, luego existo; las filosofías idealistas y el humanismo: la subjetividad del hombre como punto de partida epistemológico. ¿Cómo demostrar la existencia de la realidad externa?, la recurrencia a la veracidad divina; el dualismo entre el sujeto y el objeto.


ARGENTINA / Lanata amarrado al mástil (primera parte) / Escribe: Santiago “Patucho” Alvarez






Uniendo mentiras con datos inventados, Jorge Lanata, el periodista que antes se peleaba con Jose Luis Manzano o Ernestina Herrera de Noble, ahora elige agarrárselas con los trabajadores de la Agencia Nacional de Noticias.

A esta altura de los acontecimientos, cualquier desprevenido sabe que ante un mismo hecho, por ejemplo la sanción de la ley de matrimonio igualitario, los diarios La Nación y Página/12 tendrán opiniones y abordajes diferentes.


¿Cuál miente?

Ninguno.

Se trata sólo de líneas editoriales distintas.

¿En cuál trabajan periodistas militantes y en cuál periodistas profesionales?

En ninguno.

O en los dos, porque hacer ese planteo es absolutamente falaz.

Ni La Nación ni Página 12 se presentan como medios neutrales y objetivos.

Tampoco lo hace la Agencia Nacional de Noticias.

Sin embargo, Lanata sí: nos quiere convencer a los argentinos que él pregona una verdad objetiva, aún cuando un profuso archivo lo muestra exponiendo en el pasado posturas antagónicas a las que hoy ofrece como verdades.

¿Cúando mentía?

¿Antes o ahora?

¿Qué cambió en el medio?

Nada, sólo el que figura como patrón en el recibo de sueldo.

En Télam, la gran mayoría de los trabajadores de la Agencia viven día a día en un clima de pleno respeto a las condiciones laborales que establece el convenio y de libre despliegue de una intensa vida sindical.

Muchas de las aseveraciones vertidas por Lanata, desde la mentira acerca de que sólo viajan los gerentes hasta que la nueva sede periodística de Télam “no tiene nada que ver con una redacción”, no necesitan ser desmentidas para ellos.

Lo que en cambio sí se vuelve necesario es echar luz sobre las falsedades para enriquecer el debate sobre la necesidad de profesionalizar nuestra actividad, el periodismo.

Imágenes del nuevo edificio de la Redacción de Télam.

Sería mejor intercambiar opiniones sobre cómo la línea editorial es la perspectiva de un medio de comunicación, su mirada de la realidad y el punto de partida desde el cual se organiza su servicio periodístico.

Debatir sobre si el público en general lo sabe, o lo intuye.

Reflexionar si detrás de toda información o “noticia” subyace una discusión ideológica, sobre todo en quien advierte la efectivización trabajadores como algo negativo, en quien señala que una empresa del Estado es “demasiado grande”, en quien dice que un militante no se hace preguntas porque "es un creyente".

Pero esas cuestiones, dignas de una discusión seria, están escondidas detrás de tantas mentiras que tuercen la discusión hacia un lugar más fundamental, básico y primigenio, y que tiene que ver un pilar indiscutible de nuestra tarea, que Lanata asegura distingue a militantes de periodistas: la capacidad de dudar y preguntar.

Quien sugiere “falta de profesionalismo” en la Agencia de Noticias Télam, debería empezar ejerciendo las prácticas básicas que demanda la profesión.

Chequear la información, consultar e interrogar a quienes ellos suponen son protagonistas de alguna noticia para obtener su versión, les hubiera permitido al menos abandonar por un rato la verdadera batalla cultural emprendida hace años por los medios monopólicos: una batalla contra los datos.


Se hubieran evitado, entre otras cosas, la afirmación acerca de que "los viajes con los que se solía ‘premiar’ a redactores, ahora se destinan a la militancia".

En primer lugar es necesario aclarar que en la designación de las coberturas en el exterior, la Agencia Télam no utiliza el criterio que el periodista de Clarín considera correcto, el de “premiar a un redactor”.

Quizás quienes están acostumbrados a gestionar empresas con ese criterio paternalista y prebendario no puedan comprenderlo, pero la norma en Télam es elegir a quien asegure la mejor tarea posible para brindar información a sus abonados y al público en general.

De haber consultado con la fuente, en este caso la Agencia Télam, se hubieran encontrado con que en 2013 se realizaron 58 viajes al exterior y que de esas 58 coberturas, el Gerente del Área de Periodismo, Fabián Rodríguez, participó de una sola.

Por su parte, el Gerente de Audiovisuales realizó un solo viaje invitado por la República Popular China, para recorrer las instalaciones de la Agencia Xinhua.

Por último, del total de coberturas en el exterior sólo en otras dos oportunidades viajaron periodistas nombrados por la actual gestión, porque a ninguno de los responsables de la conducción de Télam se le ocurriría preguntar por el signo ideológico de un periodista antes de asignarle una nota.

Los datos, al menos a nosotros, no nos dejan mentir.

Quienes están acostumbrados a gestionar empresas con ese criterio paternalista y prebendario no puedan comprenderlo, pero la norma en Télam es elegir a quien asegure la mejor tarea posible.

También un llamado requiriendo información podría haber alcanzado para conocer que al periodista Diego Galiano, que trabajaba en Télam desde antes de mi llegada a la Agencia en febrero de 2012, fue designado por esta gestión a cargo del portal de noticias el 12 de octubre de 2012 (ver al final de la nota PDF de dicha resolución).

Si Lanata (o quien sea) quisiera conocer en serio cómo funciona esta agencia de noticias podría saber que no fue "corrido" a ningún lado, sino que cumplirá funciones en la Mesa de Edición del servicio periodístico, un cargo que en la estructura de Télam significa mayor responsabilidad editorial, toda vez que el portal de noticias no hace sino replicar para otro formato lo que publica el servicio.

Quizás Lanata se confundió por otras formas de organizar una redacción: es de público conocimiento en el ambiente de los trabajadores de prensa que los periodistas castigados por desobedecer la línea editorial del Grupo Clarín son enviados a la Mesa de cierre, donde no pueden influir demasiado.

Esa práctica no se lleva a cabo en Télam, donde no hay horario de cierre por tratarse de una agencia y todos los turnos de la Mesa de Edición tienen la misma relevancia en términos periodísticos.

Esta práctica se traslada también hacia las secciones del servicio periodístico, donde mantuvimos a los Jefes que encontramos, nombrados por gestiones anteriores, algo inédito en la historia de Télam.

Por otro lado, aunque según la nota de Clarín las 70 mil visitas diarias del portal web de la Agencia parecen ser el fruto de un designio divino, lo cierto es que el crecimiento en las visitas a la web de Télam se debe al trabajo de todos los compañeros que se esforzaron para relanzar el sitio con resultados que están a la vista y son de público conocimiento.

Y si el uso de Google como método de la llamada “investigación periodística” es una novedad bienvenida en el periodismo de la época, el uso de algunas otras herramientas 2.0 le hubiesen permitido aseverar mejor ese número de visitas diarias que recibe el portal de la Agencia Nacional de Noticias, muy por encima del doble de lo que han estimado.

Además, cabe resaltar otro dato que se choca de frente con la supuesta “desprofesionalización” que La Cámpora emprendió en la agencia estatal: el Gerente del Servicio Periodístico actual fue designado por ésta gestión.

Su nombre es Luciano Peralta, lleva varios años en la agencia, trabajó antes en innumerables medios -entre ellos, Clarín- y tiene una pertenencia ideológica y partidaria distinta de la que gestiona actualmente el gobierno nacional y por ende, la Agencia.

A favor de Lanata hay que mencionar que no todos los datos de la columna son falsos: en efecto, los jefes cobran más que algunos empleados.

Esta consecuencia natural del capitalismo que escandaliza a Lanata se repite generalmente a lo largo y ancho de la sociedad.


Incluso en algunos lugares, por poner un ejemplo digamos el Grupo Clarín, esa grieta es tan amplia que hace que un redactor ingrese a la empresa cobrando una cifra cercana a los 6 mil pesos, sin garantías de estabilidad laboral en una empresa conocida por obstaculizar y atacar fuertemente cualquier tipo de actividad sindical, mientras que cualquier gerente, periodista estrella o jerarca dispuesto a exponer la línea editorial de la empresa gana siempre una cifra mensual por encima de los 100 mil pesos.

En efecto, los jefes cobran más que algunos empleados.

Esta consecuencia natural del capitalismo que escandaliza a Lanata se repite generalmente a lo largo y ancho de la sociedad.

En el caso de la Agencia Télam, el sueldo del Gerente de Periodismo se ubica en el lugar número 97 de la escala de sueldos que se pagan mensualmente; es decir, hay casi cien personas, muchísimas de ellas periodistas, que ganan más que el Gerente de Periodismo.

Este dato y otros, como que el Gerente General se ubica casi en el lugar 50 de los sueldos que se pagan, o como que los sueldos promedio de los gerentes están muy por debajo de los 30 mil pesos que describe Lanata; podría haberse chequeado previamente si lo que se trataba era de dar una discusión sobre la necesidad de profesionalizar esta actividad.

Aparentemente, claro, ese no era el objetivo.

Como decíamos: hay algunas discusiones que son ideológicas.

Algunos creemos que es un derecho de los trabajadores la garantía de su estabilidad laboral y por eso esta gestión, en consonancia con los lineamientos que impulsaron Néstor y Cristina Kirchner desde el año 2003, implementó un plan de efectivización de todos sus trabajadores.

Se puede estar en contra de esa decisión: Lanata y el Grupo Clarín lo están, y han demostrado con palabras y con hechos cuál es su concepción de un trabajador y cuáles creen que son sus derechos.

Lo que no se puede es acomodar la realidad a sus hipótesis.

Algunos creemos que es un derecho de los trabajadores la garantía de su estabilidad laboral.

El plan de efectivizaciones que aprobó esta Agencia no fue consecuencia de la necesidad de efectivizar a nadie en particular, sino del compromiso que asumimos frente a 144 compañeros que estaban bajo el formato de contratos de tipo "temporario".

Las cinco compañeras a las que la nota menciona, haciendo gala de una enorme mala intención y cobardía contra cinco jóvenes mujeres que realizan tareas administrativas en el menor escalafón de la empresa, fueron efectivizadas en junio de 2013 debido a necesidades operativas de ese área que exigían una mayor carga horaria a la que permitía la forma de contratación en la que estaban enmarcadas.

Unos meses antes se habían efectivizado 50 trabajadores del área audiovisual que llevaban varios años contratados en la agencia, antes de que un militante de La Cámpora estuviese encabezando la gestión.

(sigue en la edición de mañana)

ARGENTINA / Qué nos importa el paro si murió Alfredo Alcón / Escribe: Orlando Barone






Hay un espíritu de las cosas y hay nimiedades. Hay océanos y hay charquitos; hay ideales y hay apariencias. Así como hay trabajadores que trabajan, y hay sindicalistas que tuercen su origen y la historia que ya no representan. Y está Alfredo Alcón para esclarecernos.


Ayer fue ya ayer, como nunca. Fue lo que fue. Un escupitajo de derecha y de izquierda del resentimiento. La fecha ya se apura al olvido como algo que nunca aspiró a ser recuerdo. Atiéndase por favor: fuimos agraviados por una huelga grande y hueca. Y cuya resaca social todavía se eructa desde la cara de presunta inteligencia de los trotskos absurdos. Pero de pronto- apenas terminado el agravio- se muere Alfredo Alcón y “puf”, el paro se volvió nada. Menos que un hilo de agua en un arenal. Se desvanece en burbujitas de chismes, ideologías manchadas, protagonistas sombríos y argumentos gaseosos. En charlatanería de panel y de post data. Y en papel de diario viejo, imágenes feas de la pantalla, palabras brutas tiradas al aire de una radio, y tanto mensajerío anónimo a la bartola. Es lógico eso: se murió Alfredo Alcón. Un hombre de otro mundo prendido a éste con más fecundidad que tantos que se arrogan de este mundo.

De tiempo en tiempo el arte- de cualquier género-el arte sin puterío ni farándula ni marketing- nos impone su esencialidad, su sagrada importancia. Es cuando uno de sus arquetipos es elegido por Dios y el azar para irse y nos deja un buraco así de grande en el alma. Sensibles o helados, nos traspasa. Seamos conscientes de su pérdida o ignorantes hasta el extremo de confundir Alcón con halcón. Y aunque seamos tan “desartistizados” que ni siquiera fuimos a verlo en una película de Favio o de Torres Nilsson y tampoco hayamos escuchado su voz de voces en ninguna parte. Y nuestra ajenidad al teatro –no a una sala sino a su esencia- no nos permita elucidar la diferencia entre un impostor y un hombre auténtico.


No es que alguien determine a su gusto si fue mejor que aquel otro o si fue más o menos actor que actores significantes de su época. Se trata de su significado. La escena argentina le debe haberle dado eso: significado popular con mensaje de cultura de elite. Música para milonga o concierto. Fue el significado de la actuación, por antonomasia.

No quiero decir aquí nada que no sea obvio. Siento que Alfredo Alcón se murió para alegrarnos el corazón y el espíritu. Y que se murió para quitarnos la mugre prosaica que se nos impone por distraídos y atraídos por la batahola mediática. Si de algo trabajó él fue de persona humana envolviéndose, para enriquecernos, en personas fantásticas. Su gran huelga o paro fue larga y generosa: negarse a dejar de ser un argentino individuo sin dejar de ser un argentino social, un militante del envión colectivo. No hay que estar triste. Porque, paradójicamente, Alcón se murió para consolarnos.

La huelga banal y ramplona nos había untado de desasosiego, saliva agria y desconcierto.

Y él, de pronto, nos obliga a limpiarnos el corazón y, sobre todo, la boca.

(Diarioregistrado.com)

ARGENTINA / "El marxista de Kicillof" / Escribe: Pablo Tigani






Quienes representan intereses especulativos siempre ejercen presión para que se implementen políticas de “deflación”, porque lo que les interesa a los apegados a este esquema, es que la tasa de inflación y la tasa de crecimiento se mantengan bajas. Los capitales financieros siempre impulsan la idea de “menos crecimiento y salarios más bajos”. Devaluación y restricción monetaria con suba de la tasa de interés es bueno para este tipo de enfoque.


En esta instancia el equipo económico lo hizo, para frenar la perturbadora pérdida de reservas y los temores de desestabilización que se habían intensificado en los últimos días de Enero, mediante la decisión de devaluar. Esta acción de ortodoxia, paradójicamente fue adecuada porque posibilitó una mejora del tipo de cambio real, que en la coyuntura mejoro las perspectivas. La variación de la tasa de interés en pesos y la reducción de la tasa de devaluación esperada, mejoró el “encanto del peso” aunque estimulo la típica “bicicleta financiera” de colocarse en pesos y salirse luego, comprando mas dolares que los invertidos previamente al cambiarlos por pesos. La obligación a los bancos de desprenderse de activos dolarizados, también contribuyó a reducir las expectativas de devaluación de los últimos meses, alejando los temores de desestabilización e ingobernabilidad, quitándole presión al dólar blue. Hay que mencionar los logros que implican el sinceramiento del IPC; el acuerdo YPF-Repsol; y la reanudación de las negociaciones con el Club de París, mas la visita al FMI del “marxista de Kicillof”. El nuevo calculo de precios permite establecer en 3% la tasa de crecimiento del PBI, generando un ahorro de u$s 3.600 millones, que habría que pagarle a los tenedores del cupón PBI, si la tasa tomada fuera 5.1%. Las descriptas son todas medidas positivas y contradictoriamente elogiadas por el establishment, pero la consecuencia concreta es que contribuyeron a bajar el riesgo argentino. En definitiva, la reacción del equipo económico (mas vale tarde que nunca), permitió disminuir en el corto plazo el riesgo de una crisis cambiaria por pérdida de reservas. El único inconveniente que surgió, es que no se puede compensar el sobrepaso fiscal, con una política monetaria restrictiva. Por eso la restricción monetaria duró un mes y en Marzo volvió a expandirse, expresando la necesidad de emitir para financiar al sector público.

Ahora bien, “el plan remolón” posterior a fines de Enero, permitió frenar la hemorragia de reservas, pero suscitó caída del salario real, contracción de la actividad económica y aceleración de la tasa inflación. El incremento de la incertidumbre en Enero, la fuerte caída del salario real a Marzo y el encarecimiento del crédito, llevaron a una caída del consumo privado, y un retraso de la inversión. A su vez, la aceleración inflacionaria en el comienzo 2014, ha generado la idea de empezar a reparar las consecuencias negativas que tuvo “el plan remolón”. En Abril, ante el problema de la aceleración de la tasa de inflación del primer trimestre, se mantiene fijo el tipo de cambio oficial en $8, y se refuerza el programa de precios cuidados. Para atacar el problema de la caída del nivel de actividad, baja la tasa de interés, y se emprende una nueva flexibilidad monetaria para financiar al fisco y afianzar el consumo y la actividad. Todo indica que sigue el “paso a paso”, ahora es probable que se relaje la política monetaria, y disminuya en parte la tasa de interés, hasta que vuelvan las tensiones cambiarias (postergadas para después del mundial). También sigue vigente el interés de crecer, por eso se aguarda la liquidación de la cosecha gruesa para relajar un poco las restricciones a las importaciones.

El objetivo del equipo económico es ambicioso y modesto a la vez. En las actuales circunstancias, restablecer la confianza y volver a crecer es deseable pero inmodesto; en mi opinión, con que solo se consiga evitar una fuerte caída de la actividad en 2014, no estaría nada mal; porque bajar la inflación es difícil, pero evitar que vuelva a acelerarse es imprescindible.


El objetivo no es hacer un ajuste salvaje-como pretenden enrostrar los refractarios-, sino hacer todo lo que sea necesario para evitar un ajuste cruel. Supongo que en el corto plazo, el aumento salarial de las paritarias va a estimular el consumo privado, y esto permitirá empalmar el segundo trimestre, con el ingreso de dólares. Si estas dos cuestiones se sincronizan, el nivel de actividad tiene oportunidad de ser mejor de lo que proyectábamos en Enero, antes que el equipo económico se decidiera a abandonar el amor propio.

Quienes representan intereses especulativos siempre ejercen presión para que se implementen políticas de “deflación”, porque lo que les interesa a los apegados a este esquema, es que la tasa de inflación y la tasa de crecimiento se mantengan bajas. Los capitales financieros siempre impulsan la idea de “menos crecimiento y salarios más bajos”. Devaluación y restricción monetaria con suba de la tasa de interés es bueno para este tipo de enfoque.

En esta instancia el equipo económico lo hizo, para frenar la perturbadora pérdida de reservas y los temores de desestabilización que se habían intensificado en los últimos días de Enero, mediante la decisión de devaluar. Esta acción de ortodoxia, paradójicamente fue adecuada porque posibilitó una mejora del tipo de cambio real, que en la coyuntura mejoro las perspectivas. La variación de la tasa de interés en pesos y la reducción de la tasa de devaluación esperada, mejoró el “encanto del peso” aunque estimulo la típica “bicicleta financiera” de colocarse en pesos y salirse luego, comprando mas dolares que los invertidos previamente al cambiarlos por pesos. La obligación a los bancos de desprenderse de activos dolarizados, también contribuyó a reducir las expectativas de devaluación de los últimos meses, alejando los temores de desestabilización e ingobernabilidad, quitándole presión al dólar blue. Hay que mencionar los logros que implican el sinceramiento del IPC; el acuerdo YPF-Repsol; y la reanudación de las negociaciones con el Club de París, mas la visita al FMI del “marxista de Kicillof”. El nuevo calculo de precios permite establecer en 3% la tasa de crecimiento del PBI, generando un ahorro de u$s 3.600 millones, que habría que pagarle a los tenedores del cupón PBI, si la tasa tomada fuera 5.1%. Las descriptas son todas medidas positivas y contradictoriamente elogiadas por el establishment, pero la consecuencia concreta es que contribuyeron a bajar el riesgo argentino. En definitiva, la reacción del equipo económico (mas vale tarde que nunca), permitió disminuir en el corto plazo el riesgo de una crisis cambiaria por pérdida de reservas. El único inconveniente que surgió, es que no se puede compensar el sobrepaso fiscal, con una política monetaria restrictiva. Por eso la restricción monetaria duró un mes y en Marzo volvió a expandirse, expresando la necesidad de emitir para financiar al sector público.


Ahora bien, “el plan remolón” posterior a fines de Enero, permitió frenar la hemorragia de reservas, pero suscitó caída del salario real, contracción de la actividad económica y aceleración de la tasa inflación. El incremento de la incertidumbre en Enero, la fuerte caída del salario real a Marzo y el encarecimiento del crédito, llevaron a una caída del consumo privado, y un retraso de la inversión. A su vez, la aceleración inflacionaria en el comienzo 2014, ha generado la idea de empezar a reparar las consecuencias negativas que tuvo “el plan remolón”. En Abril, ante el problema de la aceleración de la tasa de inflación del primer trimestre, se mantiene fijo el tipo de cambio oficial en $8, y se refuerza el programa de precios cuidados. Para atacar el problema de la caída del nivel de actividad, baja la tasa de interés, y se emprende una nueva flexibilidad monetaria para financiar al fisco y afianzar el consumo y la actividad. Todo indica que sigue el “paso a paso”, ahora es probable que se relaje la política monetaria, y disminuya en parte la tasa de interés, hasta que vuelvan las tensiones cambiarias (postergadas para después del mundial). También sigue vigente el interés de crecer, por eso se aguarda la liquidación de la cosecha gruesa para relajar un poco las restricciones a las importaciones.

El objetivo del equipo económico es ambicioso y modesto a la vez. En las actuales circunstancias, restablecer la confianza y volver a crecer es deseable pero inmodesto; en mi opinión, con que solo se consiga evitar una fuerte caída de la actividad en 2014, no estaría nada mal; porque bajar la inflación es difícil, pero evitar que vuelva a acelerarse es imprescindible.

El objetivo no es hacer un ajuste salvaje-como pretenden enrostrar los refractarios-, sino hacer todo lo que sea necesario para evitar un ajuste cruel. Supongo que en el corto plazo, el aumento salarial de las paritarias va a estimular el consumo privado, y esto permitirá empalmar el segundo trimestre, con el ingreso de dólares. Si estas dos cuestiones se sincronizan, el nivel de actividad tiene oportunidad de ser mejor de lo que proyectábamos en Enero, antes que el equipo económico se decidiera a abandonar el amor propio.

(Diarioregistrado.com)

ARGENTINA / A favor de la escuela pública y en contra de los dichos de Majul / Escribe: Juan Cruz Campagnoli






Hace unos días, el periodista Luis Majul afirmó que en la escuela pública los alumnos se reciben de piqueteros.

La afirmación está orientada a estigmatizar. A primera vista parece una frase poco feliz con cierto grado de superficialidad, pero bajo esa envoltura se esconde una intencionalidad manifiesta: el periodista intenta presentar como un problema que la escuela pública albergue a los sectores sociales más vulnerados.


Efectivamente, en la escuela pública estudian los hijos y las hijas de profesionales, artistas, y obreros provenientes de distintos sectores sociales. Y justamente por eso es una poderosa herramienta de inclusión social, una poderosa herramienta contra los prejuicios y las estigmatizaciones. Donde él ve un problema, nosotros observamos una fortaleza.

Majul, a su vez, intenta asociar piqueteros con la idea que la escuela pública forma personas contestatarias con pensamiento crítico.

Esto es así y le preocupa que allí se difundan prácticas de discusión colectiva, de organización, de movilización en favor de demandas justas. Las prácticas políticas son profundamente formativas para los pibes y pibas que se están formando como ciudadanos de la democracia.

¿O el periodista habrá querido responsabilizar a la escuela de formar piqueteros como sinónimo de "vagos"? Si es así, se falsea intencionalmente la historia con el objetivo de descalificar al movimiento piquetero y, por elevación, a la escuela pública.


Las organizaciones piqueteras nacieron en circunstancias dramáticas para nuestro país. Sus integrantes, antes que vagos que rehuían al trabajo, fueron personas profundamente activas que producto de las políticas de exclusión del neoliberalismo se habían quedado sin trabajo. Y trabajo era lo que reclamaban. Y lo hacían con una enorme dignidad. Tartagal, General Mosconi y La Matanza fueron algunos ejemplos de ello.

Luego de una década de políticas de desarrollo e inclusión social, la gran mayoría de quienes formaban parte de esas organizaciones hoy tiene trabajo y muchos son parte de comisiones internas o sindicatos, sin la necesidad de cortar una ruta para dar de comer a su familia.

Y no es la escuela pública una fábrica de vagos sino todo lo contrario. Es una productora de herramientas para que los ciudadanos que allí se forman puedan luchar por un futuro mejor.

Es indudable que detrás de aquella frase "poco feliz" se esconde un propósito claro: desprestigiar a la escuela pública. Se fabrica la negatividad de un concepto, en este caso, piquetero y se lo intenta asimilar a la escuela pública para ir produciendo su desprestigio. No hay frases ingenuas y menos cuando las emiten formadores de opinión.


Creemos que la escuela pública tiene infinidad de aspectos para mejorar, que debe fortalecer la calidad de la enseñanza, también mejorar sus instalaciones, entre otras asignaturas pendientes. Pero nunca habremos de perder de vista que quienes la atacan persiguen un objetivo claro: una sociedad estratificada con una minoría que se apropie de la mayor parte de la riqueza y una mayoría excluida que lo asuma pasivamente. Para este objetivo, felizmente la escuela pública sigue siendo un obstáculo.

(Diarioregistrado.com)

HISTORIA / Compañero Jorge Taiana (padre): ¡Presente! / Nota






Jorge Taiana nació en la Capital federal el 16 de marzo de 1911, Casado con Marizu Riccitelli, tuvo cinco hijos, cuatro mujeres y un varón, que durante la Dictadura del Proceso fueron detenidos. Se graduó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) en 1936, con diploma de honor.

Taiana fue primero médico en Estados Unidos, donde se especializó en cardiocirugía y en cirugía torácica, sobre todo en cáncer de pulmón.

Admiró la política sanitaria del ministro de Salud de Perón, Ramón Carrillo y fue allí donde se volcó a la política. Su desempeño profesional pronto cobró notoriedad no sólo en el país sino en el exterior.


Dos años después de haber obtenido su diploma de médico, fue becado por la Universidad Libre de Bruselas para realizar estudios sobre cirugía torácica en Bélgica. La Cruz de Alfonso El Sabio, en España, y la Legión de Honor, en Francia, fueron algunas de las distinciones con que fue reconocido internacionalmente.

En 1945 obtuvo el premio Academia Argentina de Cirugía, mientras que, al año siguiente, fue fundador y el primer director del Instituto de Cirugía Torácica.

En 1952 había asumido como decano de la Facultad de Medicina, donde había estudiado, y un año más tarde fue nombrado rector de la Universidad de Buenos Aires.

Taiana alternó la práctica de la medicina y la investigación con el seguimiento de los problemas de la educación, en especial los vinculados con la política universitaria.

Después Jorge Taiana, sería médico personal del ex presidente Juan Domingo Perón (1946/'55 y 1973/'74) y también de Eva Perón.

Tres datos rigurosamente históricos bastarían para mostrar el vínculo profundo que unió al cirujano Jorge Alberto Taiana con el tres veces presidente Juan Domingo Perón. •

El primer dato: Fue médico personal de Evita cuando se le detectó un cáncer de útero que le produjo la muerte en julio de 1952, la asistió en sus últimos tiempos, participó de su operación, y firmó su certificado de defunción. •

El segundo: encabezó la comisión organizadora del regreso de Perón a la Argentina, tras 12 años de exilio, en el mismo avión de Alitalia que solía trasladar al papa Pablo VI.

Y volvió al país junto al líder justicialista y 150 personas, entre otros, López Rega, Isabel Perón, Carlos Menem, Antonio Cafiero, Lorenzo Miguel, Emilio Mignone, Leonardo Favio, José Sanfilippo, Hugo del Carril y Marilina Ross.

Fue el 17 de noviembre de 1972. •

El tercero: también firmó el certificado de defunción de Perón, el 1° de julio de 1974.

Taiana relató los momentos finales del general en su libro póstumo, "El último Perón", que escribió como "su médico y amigo", y lo presentó junto a dos intelectuales de tan larga militancia peronista como él: José María Castiñeira de Dios y Fermín Chávez.


Durante el largo invierno peronista que abrió el golpe de 1955, Taiana se convirtió en activo militante y su fidelidad a la causa le valió aquel reconocimiento de ser el organizador del mítico regreso de Perón.

En los años '70 se alineó en la izquierda del movimiento peronista, que llevó a la presidencia a Héctor Cámpora en marzo de 1973, en ausencia de Perón (a quien el gobierno del general Alejandro Agustín Lanusse había negado la posibilidad de postularse como candidato a presidente al estar ausente del país a la hora de oficializarla, una chicana como cualquier otra para evitar que el viejo líder volviera a tomar las riendas del poder popular en Argentina).

Sin embargo, Perón, meses más tarde, y merced a la renuncia de Cámpora y su vice, Vicente Solano Lima, regresó a Buenos Aires de su exilio español y fue electo por tercera vez como jefe de Estado.

Taiana fué ministro de Educación de Cámpora, en mayo de 1973, cargo que mantuvo hasta después de la muerte de Perón el 1 de julio de 1974.

A su asunción vino el revolucionario pedagogo brasileño Paulo Freire, su amigo.

Fue un tiempo de crisis en las universidades, que Taiana pagó con su renuncia al año siguiente, reemplazado por el ultraderechista Juan Ivanisevich, cuando la derecha desplazaba a la izquierda del poder y la Triple A amenazaba (también a Taiana) y muchas veces concretaba con violencia.

No obstante, permaneció en ese cargo cuando Perón ejerció su tercera presidencia y hasta agosto de 1974, cuando la jefatura del Estado era desempeñada por la viuda de aquél, María Estela Martínez de Perón.

El golpe del Proceso en 1976 lo llevó a prisión.

Fue uno de los 44 funcionarios peronistas privados de derechos políticos y civiles, y con sus bienes husmeados del derecho y del revés.

Tras el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, fue detenido. Fue a parar primero a los buques-prisión "Ciudad de La Plata" y "33 Orientales" con Lorenzo Miguel, Raúl Lastiri, y otros y más tarde al penal de Magdalena.

La dictadura le concedió finalmente la prisión domiciliaria en 1981 y en setiembre de 1982. fue liberado.

No se le formularon cargos específicos, ni fue juzgado en el ámbito judicial, pero figuraba en el Acta de Responsabilidad Institucional, por orden de la Junta Militar.

La vuelta de la democracia lo reivindicó, en parte, ya que Raúl Alfonsín lo designó embajador.

Entre 1984 y 1989, fue embajador extraordinario y plenipotenciario en la República Federativa de Yugoslavia. Luego, desde ese último año hasta 1993, ya en el primer gobierno de Carlos Menem, desempeñó en Austria similares funciones.

Poco antes había integrado el Consejo de Consolidación de la Democracia, un organismo multipartidario dibujado por el ex presidente radical, donde se comenzó a analizar la reforma de la Constitución.

Fiel a su creencia hasta el final, en 1998 había integrado la comisión de homenaje a los 25 años de la asunción de Cámpora.


Formaba parte del llamado peronismo histórico y siempre fue ubicado como integrante de un selecto grupo de intelectuales que constituía un insoslayable punto de referencia dentro de esa fuerza política.

Taiana era miembro honorario de varias sociedades de medicina de nuestro país.

Asimismo, publicó alrededor de doscientos trabajos sobre temas de cirugía y temas sociales y orientalistas, aquí y en el exterior.

En los tiempos duros del justicialismo, cuando esta fuerza sufrió en 1983 su primera derrota electoral a manos de la Unión Cívica Radical, este hombre era asiduamente consultado por su reconocida lucidez.

Eran situaciones inéditas que el peronismo debía afrontar y la sombra de la ruptura se cernía sobre sus estructuras.

Su voz llamó a la cordura.

Retirado luego de la actividad política, ejercía la presidencia honoraria de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos. Jorge Taiana vivió hasta los 90 años.

INTERNACIONAL / Fidel Castro reveló una conversación con Chávez (cuarta parte) / Documento






(viene de la edición de ayer)

Desplegaron posiciones de combate allá en la Orchila. Había un grupo pequeño, en verdad, pero, bueno, son comandos también, muchachos muy bien entrenados.

Entonces, el Almirante se me acerca y me dice: "Mire, no vaya a firmar nada. Lo más seguro es que venga Baduel a rescatarlo. Si él viene, aquí no va a haber resistencia, aquí nos iremos con él, y parece que vamos a Miraflores" "me dijo el Almirante, el que estaba conmigo desde Turiamo.

CMDTE. EN JEFE.- Sí.

PDTE. CHÁVEZ.- Bueno, entonces, aquella gente... La situación cambió totalmente. Me ponen a José Vicente por teléfono "ahí sí apareció el teléfono", llaman a José Vicente y, bueno, entonces, Âílo increíble! Yo no quería creer: "¿Dónde estás tú, José Vicente?"

"No, aquí en el Ministerio de la Defensa, que ya lo rescatamos. (Se ríen)

CMDTE. EN JEFE.- Es la primera noticia que tú tienes de toda la situación.

PDTE. CHÁVEZ.- Es la primera noticia que yo tengo, la de José Vicente. Lo demás eran puras informaciones, contrainformaciones, muchas dudas. No, Âícoño!, pero yo decía: "No puede ser que tan rápido hayan retomado..." Bueno, y le pregunto: "¿Y dónde está el supuesto presidente?"

Me dice: "No, está preso, aquí lo tenemos preso, y un poco de generales presos." (El Comandante se ríe)

"Pero, ¿es que acaso hubo muertos, hubo batalla?"

"No, no, ni un tiro, chico, ni un tiro. Una reacción fulminante del pueblo, de la juventud militar, y esta gente corrió como gaticos a esconderse. Los agarramos y ahí están presos la mayoría."


CMDTE. EN JEFE.- Y ellos... ¿Con qué pretexto lograste que te dejaran hablar con Rangel?

PDTE. CHÁVEZ.- No, porque ya a esas alturas... Ya la Comisión que fue a buscarme cambió totalmente de actitud, y se sentaron allá calladitos los tres, y el Almirante es el que me informa, el Almirante que me estaba cuidando, que me trajo... Él es el Jefe de la Aviación Militar de la Marina. Me llamó aparte y me dijo: "Mire, Presidente, no vaya a firmar nada, no caiga en la trampa. Parece que usted va para Miraflores otra vez esta noche."

Entonces el hombre empezó a pasarme información, pues, que él estaba obteniendo de su comando. Así que entonces yo me puse fuerte otra vez y empecé a hablar como Presidente, y ellos de una vez: Presidente pa acá, Presidente pa allá.

CMDTE. EN JEFE.- ¿Y cuándo te dieron el teléfono?

PDTE. CHÁVEZ.- Ese teléfono me lo dieron como a la medianoche más o menos, cuando hablé con José Vicente, y después hablé con el Gobernador Blanco de la Cruz, y me pasaron a otro Gobernador: "!No, jodas, aquí está el pueblo en la calle!" Blanco de la Cruz retomó la Gobernación, él estaba enconchado; se declaró en resistencia en el Táchira y llamó al pueblo a la calle. Y aquel pueblo en la calle... acordonaron la Gobernación de donde lo habían sacado a él a empujones, la Policía, la parte de la Policía que se pasó, entonces, bueno, me dijo... (Cambio de Cara)

Caracas.

Bueno, al ratico nos vinimos. Hablé también con Baduel, hablé con García Montoya, hablé con otros generales que estaban con Rangel allí, y entonces, bueno, llegaron cuatro o cinco helicópteros. Los de Baduel llegaron, llegaron los de Baduel llenos de paracaidistas de allá de Maracay.

CMDTE. EN JEFE.- ¡No me digas! (Se ríe)

PDTE. CHÁVEZ.- Y los Carajos. Los Carajos tienen un lema ahora, que es "Lealtad hasta la muerte".

¡No, jodas, chico! Entonces, se unieron los comandos de la Marina, los comandos de la Fuerza Aérea, los comandos de los Paracaidistas, y nos vinimos en el vuelo triunfal de retorno, y aterrizamos aquí en Miraflores, donde estaba aquel pueblo en la calle...

CMDTE. EN JEFE.- ¿Tú no pasaste por Maracay?

PDTE. CHÁVEZ.- No, pero salgo mañana para allá.

CMDTE. EN JEFE.- ¿Vinieron directo de Orchila para...?

PDTE. CHÁVEZ.- Yo tenía que llegar a Palacio, porque tú sabes que es el símbolo del poder.

CMDTE. EN JEFE.- Sí, sí.

PDTE. CHÁVEZ.- Y había mucha gente.

CMDTE. EN JEFE.- No, pero por una noticia que le dieron a Germán, desde allí de Palacio... Porque hubo mucha confusión, incluso en un momento se dijo que tú estabas herido, y hasta la teoría de que te habían ido a rescatar y habías sido herido. También se habló mucho "eso sí" de que tu habías sido golpeado. Se regó mucho, sí.

PDTE. CHÁVEZ.- Había mucho temor, porque también... No, que le desprendieron el hígado, que no sé qué cosa...

CMDTE. EN JEFE.- ¡Eso también! Que el golpe era en el hígado. Pero tu propia gente por allí estaba con todas esas confusiones. Esas bolas se regaron. Y María se puso terriblemente afectada por el mediodía por la noticia esa.

PDTE. CHÁVEZ.- Pero, ¿tú sabes? Ahora me estoy enterando de que esas noticias eran echadas a rodar por los muchachos míos, que estaban haciendo entonces por teléfono una campaña psicológica, ¿no?, para que la gente, bueno, como que se enardeciera más, ¿no? Que está herido, que lo golpearon, y entonces: "!Que aparezca, que aparezca, que aparezca!" Entonces, aquella presión del pueblo: "!Que aparezca, que aparezca Chávez!" No sé qué más.

Y, bueno, eso hace que cambien las cosas.

Bueno, llegué aquí y aquí estoy.

CMDTE. EN JEFE.- Sí, esa parte la vi yo por la televisión, cuando tú llegaste. Y unas imágenes impresionantes, las caras de la gente, la alegría, Âíalgo nunca visto, Chávez! Es como para hacer cuadros, pinturas, cuando allí las cámaras sacaban a la gente detrás de una reja. ÂíUnas fotos impresionantes! Hay que hacer una película de eso, algo, porque es...

Bueno, ¿y cuándo regresaron la Comisión de los tres?

PDTE. CHÁVEZ.- No, esos vinieron junto conmigo.

CMDTE. EN JEFE.- ¡Ah, vinieron contigo!

Es increíble lo que tú cuentas, ¡es increíble!

Ahora, tienes que investigar qué idea tenían. Pon a alguien que averigüe para dónde te querían llevar. Hay un momento en que hablaron de Santo Domingo, pero ahí había algo en eso, en lo del avión.

PDTE. CHÁVEZ.- No, ahí había algo extraño, sin duda, porque entonces, es una vaina muy extraña...

CMDTE. EN JEFE.- Porque con Cuba no habló nadie, que yo sepa, ni pidió permiso para ningún avión. Tienes que averiguar. Pon a alguien que te investigue qué plan tenían, para dónde te querían llevar.

PDTE. CHÁVEZ.- Sí. Ya yo mandé a investigar eso, pero mañana voy a seguirlo para tener claro eso, a ver hasta dónde es cierto el plan de llevarme a los Estados Unidos.

CMDTE. EN JEFE.- Sí, porque eso es degradante. Hay una perfidia en el engaño que te hicieron, Âídel carajo!

PDTE. CHÁVEZ.- Sí.

CMDTE. EN JEFE.- ¡Fue tremendo!

PDTE. CHÁVEZ.- Utilizando al Cardenal, tú sabes: "No, que yo soy el que va a garantizar la cosa, y que se cumpla..."

CMDTE. EN JEFE.- ¡No me digas!

PDTE. CHÁVEZ.- Le digo: "Tengo razones para dudar de usted también, si yo lo vi a usted ayer firmando el acta esa de Mussolini. ¡Qué vergüenza "le dije" para la Iglesia, Monseñor, usted, que aparenta que habla de democracia, firmando un decreto eliminando Congreso, Asamblea, Gobernadores, Poder Judicial, Fiscal..."

Por cierto, que unas declaraciones que dio el Fiscal Isaías Rodríguez fueron...

CMDTE. EN JEFE.- Fueron decisivas. Pero como a las cinco de la tarde, las cuatro... Antes, antes, alrededor de las tres.

PDTE. CHÁVEZ.- Fue un rayo de luz.

CMDTE. EN JEFE.- Sí, sí, ese hombre fue valiente, oye, y utilizó una argumentación excelente, pal diablo. Y muy sereno.

PDTE. CHÁVEZ.- Valiente.

CMDTE. EN JEFE.- ¡Ah!, pero no lo dejaron terminar. Lo engañó seguramente la televisión, porque empezó a hablar pero no lo dejaron terminar tampoco, ni a Lara lo dejaron terminar.

PDTE. CHÁVEZ.- Pero dijo lo que tenía que decir ahí en el momentico. Él dijo: "¿Dónde está la renuncia del Presidente? Yo quiero verla firmada. Y si acaso existiera...

CMDTE. EN JEFE.- Tiene que ser el otro. Y la renuncia tiene que ser ante la Cámara "dijo él". Argumentos muy sólidos.

PDTE. CHÁVEZ.- Anjá. Entonces, el Vicepresidente es el que tiene que asumir la Presidencia. Pero yo quiero ver la renuncia del Presidente. Me parece que él no ha renunciado.

ÂíOiga, aquello dio la vuelta al mundo! Eso fue el primer día. Eso fue un rayo de luz.

CMDTE. EN JEFE.- Sí, eso fue el viernes, alrededor de...

PDTE. CHÁVEZ.- Bueno, yo me voy a Maracay. Voy a Maracay mañana. No vamos a hacer Aló Presidente, porque aquí se perdieron hasta los equipos. Esta gente llegan robando. Se llevaron las cámaras, se llevaron unos equipos, saquearon esto aquí, la parte de telecomunicaciones. Se robaron un poco de cables, saquearon aquí...


¿Cómo sería? En un día saquearon aquí cosas...

CMDTE. EN JEFE.- ¿Qué pasaría si están un mes ahí? (Se ríen)

PDTE. CHÁVEZ.- Acaban con todo esto. En un día se perdieron equipos.

Entonces, vamos a hacer allá, en el comando de los Paracaidistas, donde está Baduel, una rueda de prensa. Estoy invitando a toda la prensa, porque hoy no quise responder preguntas por el tiempo, y porque tenía que salir a hablarle al pueblo al balcón. Entonces les dije que mañana, al mediodía, allá en el comando de Paracaidistas, porque ahora eso se convierte en un símbolo de la contra... Yo le llamo a esto la contra-contrarrevolución.

CMDTE. EN JEFE.- ¡Y de la lealtad y de la audacia, de la inteligencia, de todo ahí!

Ellos estaban perdidos desde que una sola unidad se levantara, porque no tenían fuerzas, porque no hubieran obedecido para atacar a sus compañeros allí. Ellos engañaron... Yo me di cuenta desde el momento en que estaba una unidad, y más una unidad como esa, que no tenían fuerza ya para reprimirla. Estaban perdidos ya desde ese momento.

PDTE. CHÁVEZ.- Sí, es lo que llaman el país virtual. Ellos creían que de esa manera, con una campaña mediática y de manera virtual, iban a desconocer a un país real, combativo "que tú sabes cómo está este pueblo...

CMDTE. EN JEFE.- Sí. Y que los soldados iban a combatir entre sí para defender al tipejo ridículo ese que habían puesto ahí en la Presidencia.

PDTE. CHÁVEZ.- Sí.

CMDTE. EN JEFE.- Creían que iban a morir los soldados e iban a atacar a sus compañeros para esa cosa.

PDTE. CHÁVEZ.- Pero fue una cosa, Fidel, bueno, para hacer historia. Ya yo te mandaré...

CMDTE. EN JEFE.- Hay que reunir todos los datos.

Nosotros vamos a reunir todo lo que tenemos, y reúne tú por allá lo que tú tengas.

PDTE. CHÁVEZ.- Sí, y ahora eso, bueno, hay que leerlo con atención, y darle un impulso nuevo al proceso revolucionario.

Tú sabes que yo decía... el día que salí, por supuesto muy triste, ¿no? ¡Carajo! Allá encerrado solo.

CMDTE. EN JEFE.- Oye, la amargura que nosotros teníamos aquí no era menor que la tuya allá. ¡Era terrible la amargura!

PDTE. CHÁVEZ.- ¿Sabes qué? Yo como... a lo mejor, si al final "yo decía: "Bueno, si tengo que salir al final de Venezuela, pues, me tengo que ir a Cuba. No hay..."

CMDTE. EN JEFE.- Yo pensaba "como te hablaba" que esto sería para más tarde, ¿sabes?

PDTE. CHÁVEZ.- Sí.

CMDTE. EN JEFE.- No podía pensar en una cosa tan fulminante.

PDTE. CHÁVEZ.- No, yo también.

CMDTE. EN JEFE.- Yo dije: "Tienes que preservarte, y tienes que preservar hasta esa gente que son los más leales."

PDTE. CHÁVEZ.- Claro, si yo pensaba también que, bueno, a lo mejor unos meses, a finales de año... uno tenía tiempo de organizar "tú sabes" una reacción de los patriotas. Pero esta gente...

Yo les dije hoy: ¡Coño!, pero no me dieron tiempo ni de descansar un día encerrado en una celda. Me sacaron muy rápido." (Se ríe) ¡Qué cosa tan impresionante, vale!

Vamos a recoger evidencias y cosas, imágenes...

CMDTE. EN JEFE.- Yo voy a reunir todo, todo, todo. Porque hice amigos allí, bueno, con toda esa gente a los que...

PDTE. CHÁVEZ.- Claro que tenemos ahora que estar mucho más pendientes... La Inteligencia nuestra, por ejemplo, es muy mala, vale, ¡muy mala! Y los altos mandos militares se portaron muy mal, ¡muy mal! Me taparon cosas. Yo di unas órdenes ahí que, o no se cumplieron, o se cumplieron a medias, o como ellos más o menos las evaluaban. Los tenían presionados estos fascistas. Y entonces, bueno, la tendencia esa era a no tomar decisiones.

CMDTE. EN JEFE.- Te pusieron a la defensiva. Más con el truco de poner militares. Todo fue muy bien pensado por parte de ellos, poner a los militares a hacer declaraciones, a hacer declaraciones. Y fíjate qué a favor tuyo, de ustedes, que ni uno solo de esos fue preso.

PDTE. CHÁVEZ.- ¿Quién?

CMDTE. EN JEFE.- De los que hicieron declaraciones. Algo que está a favor de ustedes como argumento es que ninguno de aquellos que hicieron declaraciones, que eran actos subversivos, conspirativos, ninguno de ellos fue preso. Es decir, a diferencia de lo que ellos hicieron en las 48 horas o menos, en 24 horas, la paciencia que han tenido ustedes, como argumento, como prueba de la diferencia que hay entre la humanidad y la generosidad de la Revolución Bolivariana y lo que los fascistas hicieron en 24 horas.

PDTE. CHÁVEZ.- Así es.

(sigue en la edición de mañana)

Image Hosted by ImageShack.us